viernes, 19 de enero de 2018

10K ROTARY-IDEM ELCHE 2018

6 AÑOS DE "CORRE SIN PARAR'

Un día como hoy hace seis años nacía este blog y, después de tanto tiempo, poder echar la vista atrás y releer cómo ha sido mi evolución deportiva, ver por escrito mis sensaciones en las carreras, haber conocido a otros corredores gracias a sus blogs y los comentarios que hemos ido intercambiando, todo me anima a seguir documentando y narrando las carreras y travesías a nado en las que participo, por si alguien puede sacar provecho de los detalles del recorrido, altimetría, aspectos organizativos etc. de las competiciones pensando en participar en ellas o simplemente por el gusto de leer las experiencias de otro corredor aficionado, además de servirme a mí para tener un recuerdo de la carrera y poder revivir en el futuro todo lo bueno que me dan las carreras populares y la natación.
A todos los que en algún momento os habéis pasado por aquí y os habéis interesado por las vivencias de este humilde corredor popular durante los primeros seis años de vida del blog... ¡Gracias!



10K ROTARY-IDEM ELCHE 2018 - 4ª EDICIÓN

Los 10k de Rotary Elche han sido una buena carrera para mí desde que empezó a organizarse. Récord personal en el 2015 en su primera edición, viendo por primera vez menos de 45 minutos en un diez mil, récord personal de nuevo en el 2016, consiguiendo bajar de 44 también por primera vez... En el 2017 la cambié por los 10km de Valencia, en las mismas fechas, y también llegó otra vez récord personal, por lo que habría que pensar que la primera quincena de enero suele ser buena fecha para un 10k llano y buscar buena marca así que repetir en Rotary este año en su cuarta edición era casi obligatorio.


La que me perdí, la 3ª en 2017, trajo algunas modificaciones a la carrera. El circuito cambiaba por completo, dejando el callejeo y utilizando unas pocas avenidas que recorríamos en ambos sentidos, casi sin giros, volviéndose algo más monótono, al menos sobre el papel, pero también mucho más rápido (y eso que el anterior ya lo era). Además se podía recoger el dorsal el día anterior en el C.C. L'Aljub de Elche (no sé si esto es novedad o no, en realidad siempre se ha podido), algo que me vino muy bien, viviendo tan cerca, para llegar el domingo con algo más de tiempo y sin prisas.





El día de la carrera, poca dificultad para llegar y aparcar rápidamente cerca de la pista de atletismo desde la que se daba la salida y rápidamente a calentar. Pude saludar de camino a la pista al gran Jaime y a Gemma Ann y desvirtualizar a Jose Mª de IG y Francisco Martín, también de la red social, alguien a quien me había cruzado antes muchas veces sin conocerlo viéndolo correr marcha en muchas competiciones (47 minutos el 10000 de Rotary, en marcha, andando rápido vamos. Brutal). Buena gente :)

Un placer J.M  :)

También me crucé con Dimas y los primeros minutos de calentamiento los hice con él, que al conocer del año pasado el nuevo circuito me puso un poco al día. Saludé a Pili y Jose también calentando y me situé rápidamente en el pelotón de salida, intentando no quedarme demasiado atrasado. Estaba animado y aunque no me notaba para bajar cómodo de 45 iba a darlo todo. Había que colocarse bien en la salida.



Como sucede siempre, mi costumbre de salir demasiado rápido puede más que mi voluntad de no hacerlo y aunque no sufrí en exceso los primeros mil metros pasaron mucho antes de lo que habría querido. 4:13 en el primer km era un arranque demasiado explosivo así que me forcé a correr algo más lento dos los siguientes.

La mañana era perfecta para correr. Unos 10 grados y nada de viento, además de muchas zonas de sombra al quedar la avenida protegida del sol y el aire por los edificios más altos. No hubo problema para pasar el km 2 y el 3 (avisado por mi Garmin, ya que no hubo ni un solo km marcado en el circuito) en 4:23 y 4:24 pero a partir del 3000 la cabeza empezó a jugármela. No me sentía tan cómodo como habría querido y ni siquiera había llegado a la mitad de la carrera.
El recorrido era prácticamente plano, con algún falso llano sin mucha dificultad, y aún así comenzaba a no ir tan sobrado como esperaba. Conseguí recuperarme, mentalmente al menos, acordándome del último entrenamiento de series de la semana. Si allí pude, después de varios 300, sacar la última serie mejor que ninguna cuando también pensaba que sería imposible, soportando las malas sensaciones, ¿por qué no iba a poder aguantar aquella mañana en la carrera, si solo llevaba 3km a un ritmo mucho más lento?

Con mi liebre anónima e  involuntaria de casi toda la carrera,
una corredora eldense que subió al podio en su categoría.

Para mi sorpresa y confirmando cómo nos la puede jugar la mala cabeza, el km 4 pasó en unos inesperados 4:18, algo que me dio una inyección de moral tremenda pensando en la vuelta en sentido contrario, en la zona menos animada del circuito, llegando ya, a pocos metros de la rotonda cercana al instituto y al centro comercial, al final de la avenida de la Libertad.

Poco después del cambio de sentido llegaba el avituallamiento y el paso por el km 5. Mi reloj marcaba menos de 22 minutos y me sentía con fuerzas para repetir la segunda mitad al mismo ritmo. ¿Y si al final iba a ver menos de 43 minutos?
Tenía en cuenta, eso sí, que los tramos en suave bajada que pasé en sentido contrario iban a ser cuesta arriba a la vuelta, muy suave, y que yendo al límite se iban a notar pesados en las piernas.
Conseguí pasar el km 6 en 4:21 pero poco después decidí regular un poco en las zonas más incómodas del circuito. Conseguí que el ritmo medio no bajara de 4:30 los dos siguientes kilómetros, concentrado, viendo a los corredores en sentido contrario o escuchando al público que era más numeroso conforme nos acercábamos al final de la carrera.

En el km 8 tocaba hacer números. Tenía a tiro una marca inferior a los 44 minutos si conseguía no dormirme hasta el 9 y sacaba un último km hasta el 10 a tope, ligeramente por debajo de 4:20.

Conseguí pasar el siguiente mil en 4:23, algo más flojo de lo que habría esperado y notando que el último km iba a ser muy duro.

Habíamos dejado atrás la pista de atletismo,  a la izquierda, para sacar unos cuantos metros más en las cercanías del pabellón Esperanza Lag y el último km tocaba correrlo desde el cruce de la avenida de Alicante con la de la Universidad de Elche, en ligero ascenso durante los primeros 600m.



El pulsómetro empezó a registrar unos latidos por minuto de infarto pero, como en el km 3, recordé que aquello era soportable y que podría aguantarlo hasta la meta. Intenté adelantar, para motivarme un poco más, a la corredora eldense que tuve delante toda la carrera y poder superarla me animó un poco más todavía. Las piernas, sin embargo, no acabaron de responder del todo como habría querido y cuando entré en la pista de atletismo sentí que se escapaba por poco el sub.44.


Mis caras lo dicen todo xD No me guardé nada al entrar a la pista camino a la meta




Powered by Wikiloc

Aún así, no me vine abajo, eché el resto y no me guardé nada en la reserva. Lo di todo hasta la meta y paré el reloj oficial en 44:16, sin datos de tiempo real al no haber un control de chip en la salida, posición 209 de 630 en la clasificación general y 42 de 91 en mi categoría.






Al haber activado mi reloj al iniciar mi carrera, no en el disparo oficial, sí que disponía de marca real aproximada, 44:05 para un 10k medido casi a la perfección (mi Garmin solo contó 4m más)
Estaba muy contento con el resultado y con la estrategia seguida, además de orgulloso por cómo había gestionado mentalmente los momentos más duros de la carrera. No caía el récord personal, no contaba con ello, pero recuperaba las buenas sensaciones perdidas hace tiempo, el autocontrol cuando las cosas no parecían pintar bien, disfrutar corriendo, a fin de cuentas. Quedarme a 30s de mi mejor tiempo en 10000 cuando no contaba ni con acercarme a 44:45 debía ser motivo de alegría.




En la entrega de premios y el avituallamiento final (completísimo), pude cruzarme de nuevo con Dimas (¡tiempazo!),  Jaime, Jose Mª, Gemma Ann (record personal sub.40 y 2ª mujer :-O ), Rubén Pedreño (otro recién desvirtualizado de IG) y Erica, comentando las sensaciones de la carrera de cada uno y terminando así una gran mañana de deporte popular. Pura vida, que diría un amigo.

Erica, buenrollismo personificado ¿se puede ser más maja? :)

Buena gente que voy conociendo por el camino. Aspe, Elche, Alicante... :)


Ahora, con la moral por las nubes y muy optimista toca enfrentarse a la primera media del año, Castellón, este domingo. Tal vez el perfil no es el idóneo para récord, según he visto. No es tan llano como Sta.Pola u Orihuela, creo, pero si la media de Lorca, con su perfil incómodo y circuito pesado acabó en 1:40...ahora que me noto algo más fuerte y mi estado de ánimo es óptimo...Voy con el objetivo de disfrutarlo, ante todo, pero ¿quién sabe qué puede salir allí?

Os lo cuento en la próxima entrada del blog.
Gracias por estar ahí.
Saludos.

2 comentarios:

  1. Que grande eres, en una de estas te vas a salir,, pues juegas con la baza a favor/en contra de la natación. Hazme caso, que a pesar decla medicación guardo algo de lucidez

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja bueno, ya veremos. Como he visto en esta carrera y los últimos entrenamientos la actitud es básica para seguir adelante, por mucho que físicamente pueda estar bien. Si por el camino, como dices, me llevo sorpresas como está en Rotary, que no contaba con que saliera bien(aun sin lllgar a MMP), bienvenidas sean. Quien sabe, igual todavía se puede bajar tiempos :) Cuiiidate!!

      Eliminar