viernes, 16 de junio de 2017

VI 10K NOCTURNA LA NUCÍA


Han tenido que pasar dos meses, como os comentaba en la última entrada del blog, para que me decidiera a ponerme de nuevo un dorsal. Acabé tan saturado de km después de París que en este tiempo aunque he seguido entrenando para mantener la forma y que no se me olvidara demasiado esto de correr me he centrado un poco más en la natación. Esto ha permitido no perder mucho fondo y me ha dado varias alegrías, como conseguir nadar las dos distancias más largas que he probado hasta ahora, los 5000m del Half Oceanman Tabarca (mal medidos por segundo año y que siguen siendo en realidad 6200) y los 4000m de la travesía de la cantera. Animado por mi club de natación, Aquatic Alicante también he participado en dos competiciones en piscina, probando 50, 100 y 400m libres, una experiencia muy divertida y adictiva, para mi sorpresa. Me gusta mucho más la natación en aguas abiertas y no contaba con pasarlo tan bien compitiendo en pruebas tan cortas y en piscina, así que no veo el momento de repetir :)

Como os decía, el pasado domingo tocaba volver a competir y la carrera elegida fue el 10k de La Nucía, una vieja conocida, de las primeras que corrí cuando empecé a aficionarme a este deporte. Recordaba haber estado por allí en el 2011 y también el 2012 y viendo el perfil del circuito y el calor de estas fechas iba mentalizado: iba a ser duro.

Perfil de la vuelta de 5km del circuito, dos vueltas para mi carrera, el 10k

En el 2012, mucho más pesado que ahora (no se aprecia bien en la siguiente foto, pero me sobraba muuucho peso), casi llegué a los 54 minutos, pasándolo muy mal en la segunda vuelta y con una humedad y temperatura que hacían la carrera muy difícil.
Este año, mucho más ligero y mejor entrenado, no me sentía demasiado fuerte y solo confiaba en poder estar en menos de 50 minutos. No aspiraba a más que disfrutar la carrera y no sufrir demasiado. Habían cambiado la fecha de la carrera respecto al 2012, pasándola de finales de  julio a  comienzos de junio, así que la temperatura al menos iba a ser más suave que entonces.

Foto de la salida en el 2012. No se aprecia bien lo fondoncillo que estaba xD

 Llegué a La Nucía con tiempo de sobra y aparqué sin problema en un descampado pegado al polideportivo desde el que se daba la salida. La recogida de dorsal y camiseta fue algo más lenta de lo que habría esperado para una carrera que entre las dos pruebas de ese día, 5 y 10km, juntaba a 312 corredores.

Algo de calentamiento, estirar un poco, y después de saludar a Martín de camino a la meta me situaba en el centro del pelotón de salida.

Autofoto 5 minutos antes de la salida
Mi inicio de carrera fue, para no variar, demasiado rápido, aunque por suerte fui consciente del error rápidamente y corregí el ritmo a tiempo. Salíamos desde una calle a las afueras del polideportivo y en un par de giros ya estábamos camino a la larga avenida que repetiríamos, ida y vuelta, dos veces los corredores del 10k.
Me había acelerado demasiado en el arranque y aunque regulé el primer km pasó demasiado rápido, en 4:17. Antes del primer punto kilométrico ya habíamos empezado a subir y el ascenso duró hasta poco después del 1.5. Me sentía fuerte y el calor no me molestaba en exceso pero quise ser conservador. Mejor tener controlada la primera vuelta y apretar si se podía en la segunda, me dije.

Bajábamos de nuevo por la misma avenida, cómodamente hasta el km. 3, en un giro por la zona de la iglesia después de un último tramo de bajada muy inclinado que hacía prever que el camino de vuelta iba a ser duro.
De vuelta a la avenida en sentido contrario se iniciaba el ascenso durante 1km, siendo algo más cómoda la última parte de este tramo, aunque en constante subida.
La llegada a la zona del polideportivo iba precedida de una bajada rapidísima que  nos dejaba de nuevo en la recta de salida, pasando por el avituallamiento y comenzando la segunda vuelta.

No llegaba a 23 minutos en el paso del 5k y me notaba con fuerzas y ánimos para la segunda vuelta, conociendo ya el circuito, así que intenté no perder demasiado tiempo en la primera rampa, refrescándome cabeza y cuello con lo que me había sobrado de la botella de agua, y traté de llevar el mismo ritmo todo el rato.
Cuando tocó empezar a descender de nuevo hasta la iglesia noté que no iba tan sobrado como había pensado inicialmente y la vuelta cuesta arriba se hizo mucho más pesada y lenta que la primera vuelta.
Aún así, cerca del tramo final, me sentí con fuerzas y viendo en el reloj que si apretaba me podía quedar cerca de los 46 minutos, buena noticia con la que no contaba,  aceleré todo lo que pude, sacando el km más rápido de la carrera, a 4:13,  y crucé la meta dentro del polideportivo en  46:30, a unos sorprendentes e inesperados  4:39m/km de media, posición 60 de 170 en la clasificación general, 12 de 26 en mi categoría (primera carrera como veterano-B cuarentón xD ) y 57º hombre.





En la meta pude saludar a Nicole Kronsbein y Mike Portugués, que habían hecho unos carrerones en tiempos que ya querría yo para mí, y echar unas fotos antes de volver a Alicante.


 



Carrera muy entretenida, en resumen, no tan dura como yo la recordaba, excepto por un par de cuestas, la de salida del polideportivo hacia la avenida y la vuelta de la iglesia, y que os recomiendo si no la conocéis. En cuanto a mis sensaciones, iba tan mentalizado para sufrir, para aguantar un calor y unas rampas que recordaba durísimos, que cuando eché a correr no me lo parecieron tanto y  acabé la carrera disfrutando como un enano. Volveré :) (Podéis ver el recorrido de mi carrera en https://youtu.be/0MRmV94fFGI si no carga a continuación)




Aunque terminé contento, viendo que el año pasado en estas fechas los 10km de Santa Pola, totalmente llanos, nada que ver con las suaves cuestas y falsos llanos de La Nucía, los hacía en peor tiempo, creo que hay que ir cerrando la temporada de carreras. Acabo más rápido y fuerte que el año pasado y creo que a la vuelta del verano la temporada que viene va a ser interesante y divertida y aún podré arañar tiempo a mis récords personales. Por ahora voy a seguir entrenando para que no se le olviden a las piernas esto de correr y  tal vez participe este verano en los 5k de Matola o los 5k de las fiestas de San Gabriel, pero en estos meses de calor voy a centrarme en la natación. Hay varias pruebas de 2k repartidas entre julio y agosto y tengo a la vista dos retos que motivan e imponen por igual, la travesía Tabarca-Santa Pola, 5.8km (sí, la distancia ya la he superado con los 6.2 de Ocenaman pero me sigue pareciendo duro, y esta vez será sin neopreno a diferencia de la vuelta a Tabarca) y mi primera participación en pruebas que combinan deportes, el acuatlón de El Campello, que promete ser duro también, con varios pasos por carrera en Arena y natación seguidos.

Os cuento cómo va todo en la próxima entrada del blog.
Gracias por estar ahí.
Saludos.