lunes, 5 de septiembre de 2016

CAMINO AL MEDIO MARATÓN DE VALENCIA: SEMANA 1 - CROSS NOCTURNO CIUDAD DE VILLENA

Al igual que he estado haciendo en la preparación de anteriores objetivos como el maratón, he pensado que para la media de Valencia también voy a hacer un seguimiento semanal en el blog, para darle algo de vidilla y también para poder ver después, con el paso del tiempo, las  sensaciones que tuve preparándolo y la evolución del entrenamiento.

En esta primera semana de crónica, que en realidad sería más bien la segunda o tercera, pues ya llevo, creo, un par de tiradas largas los domingos, el entrenamiento empezó el lunes con algo de gimnasio y media hora de carrera suave después.

El martes tocaba clase de natación. No sé si os lo había comentado ya, que este verano he empezado a nadar con un grupo dirigido por un entrenador. No nadaba desde hacía unos 20 años y aunque al principio costó muchísimo, ya que no podía hacer del tirón ni 50m. los primeros días, no he tardado en cogerle el gustillo a la natación y aunque soy lentísimo (en un 500 creo que el paso por 100m se queda en 2 minutos escasos, para que os hagáis una idea de mi cutre-ritmo-tortuga) estoy muy animado. La clase del martes no fue muy exigente, solo técnica, y no me dejó muy cansado para lo que tenía planificado al día siguiente.

El miércoles me junté con mi hermana, Pepelu, Adri y Eu y fuimos al mar con el objetivo de hacer del tirón 1500m. La sensación fue muy buena, nadamos a ritmo muy suave y al terminar pensé que seguramente podría haber hecho 2000m.

1500m en la playa de San Juan
Tan claro lo tenía que el próximo domingo estoy apuntado a mi primera competición oficial de natación, el Oceanman de Tabarca, en su versión popular, de 2km. (El oceanman de 10km. y el half oceanman, 5, los dejo por el momento para los pros.)
El corte lo ponen en hora y media, tiempo de sobra, espero, a pesar de mi tremenda lentitud. Voy con el objetivo de disfrutarlo y acabar aunque tenga que ser el último, esperando que el mar esté en calma para poder disfrutar de las vistas del fondo marino de la isla y acabar con buenas sensaciones.



Esto es lo que me espera el domingo. Rezad por mí XD


El jueves tocaba carrera de 50 minutos a ritmo AB y la verdad es que me encontré muy bien. El ritmo era bastante ligero y las pulsaciones no subían demasiado. Terminé con la sensación de que estaba en buena forma para las fechas en las que estamos.

El viernes había que volver a la natación. En esta ocasión, el trabajo físico fue matador. Mucho ejercicio con palas, cambios de ritmo y un test de 500m que puso números a mi lamentable calidad natatoria (con tan poco tiempo nadando no puedo esperar mucho más) y me dejó reventado. Salieron unos 2000m en total, que me hicieron pensar que tal vez acababa de gastar energía que sería muy necesaria para la carrera del día siguiente.



No corría en Villena desde el 2011, en este mismo cross nocturno en el que participé el sábado, cuando la distancia era mucho menor y mi peso e inexperiencia mucho mayores. Este año decidí comenzar la temporada en esta carrera, a principio de mes, para tomar referencias y ver cuánto daño podía haber hecho el verano que ya casi dejamos atrás y hacerme una idea de hasta dónde podría llegar este otoño-invierno.

En el camino a Villena y en la carrera volvía a juntarme con mi amigo Ramón, que como yo, va a por todas a Valencia y también está en proceso de aclimatación post-veraniego. Una vez allí, nos juntamos con Rafa y MªJosé. Ella volvía a la carrera después de mucho tiempo parada por lesión y Rafa se quedaría a cargo de sus chiquillos y encargado de hacernos fotos y vídeos (mil gracias por todo crack).

Foto de Alberto Costilla. Aquí, con Rafa, que tenía que cuidar de su hija
y no corrió pero pudo hacernos fotos y vídeos.


Con Ramón y MªJosé, poco antes de la salida.

Poco calentamiento previo, ánimos y buenos deseos y, puntuales, arrancábamos desde la que parecía la avenida principal de Villena. Había revisado el perfil del circuito por Internet y había visto que daríamos casi 3 vueltas iguales, con dos bajadas y subidas que no tenía claro lo duras que iban a ser.

Perfil (clic en imagen para ampliar)

Decidí fijarme, en el inicio, en las pulsaciones, y ver cómo avanzaba la carrera después, con calma.
Sin darme cuenta, aprovechando que el arranque bajaba suavemente hacia la iglesia, subía un poco en este punto y volvía a bajar, me encontré lanzado a 4:25m/km. aproximadamente desde el principio. Regulé en la zona llana previa al inicio de la subida y traté de no acelerar demasiado en este primer ascenso hacia la zona de salida/meta.

La larga rampa que nos llevaba de nuevo al punto de inicio y que bajaba poco después no me frenó demasiado y los dos primeros kilómetros pasaron cómodamente. El giro de 180 grados al final de la avenida que nos llevaba de nuevo cuesta arriba a la salida no me paró en exceso y en el primero de los 2 pasos por la línea de inicio y fin de carrera me animé, viendo que el ritmo medio se mantenía estable cerca de los 4:25m/km. , tanto que aceleré un poco, al conocer la bajada que tenía por delante del paso anterior, y este kilómetro, hasta el 4, pasó en 4:21

La temperatura no era tan alta como esperábamos a primera hora de la tarde mientras hacíamos tiempo en un bar cercano a la salida y el público era muy numeroso y animaba prácticamente en todo el recorrido haciendo que me viniera arriba psicológicamente, pues me sentía fuerte y empezaba a ver que podría salir una carrera a ritmo de 45 en 10k.

A pesar de mi buen estado de ánimo, la segunda subida por la larga rampa que comenzaba poco después de dejar atrás la iglesia y llegar de nuevo, por segunda vez, a la avenida, fue demasiado lenta. El ritmo por kilómetro se frenó 20 segundos y llegó a 4:49.

Fotos y vídeo de la segunda subida hacia la salida/meta





La siguiente bajada, ya conocida, no pudo ser tan rápida como la anterior pero arregló un poco la media, llegando a 4:35 y dejándome claro que las subidas que tenía por delante tocaba apretar los dientes si quería mantenerme cerca de 4:25 o 30 de media al final.

Conseguí salvar el primer tramo de subida y pasar el km. 7 en 4:39 pero el último kilómetro se pegó bien a las piernas, aunque no tuve malas sensaciones en ningún momento. Estaba motivado y pensé que la media final iba a ser buena, después de todo, aunque seguía más pendiente de las pulsaciones y el ritmo en cada kilómetro que del crono final, ignorando cuánto tiempo llevaba corriendo, así que cuando en el último tramo, cuesta arriba, ya hacia la meta, vi el reloj y el tiempo final me llevé una gran alegría.

Meta. Con esta foto el premio a la fotogenia no me lo llevo, creo XD

Cruzaba la meta en 37:10, 36:47 en mi Garmin, a falta de tiempo real en la web (algo más de información y estadística AQUÍ ) en la posición 152 de 539 de la clasificación general y 66 de 168 en mi categoría.

Carrerón para repetir año tras año, por perfil, ambiente y animación, y por situarse en un momento muy bueno de la temporada, nada más empezar, para medirse y empezar a conocerse uno mismo. Yo lo tengo claro: volveré. Creo que esta sensación la compartimos todos los corredores al terminar y así me lo confirmó Ramón, que también terminó contento (él era pesimista, pensando que rodaría a 5m/km, pero...¡ni por asomo!) y va a tener un otoño/invierno muy buenos aunque no se lo acabe de creer del todo (¡vaaaamossss! ¡a por Valencia crack!¡podremos!)

Por mi parte, en cuanto a sensaciones finales y conclusiones, no podría estar más contento y satisfecho. Poder rodar un 3 de septiembre los poco más de 8km. de esta carrera a 4:34m/km, de media después de un verano en el que el calor no deja entrenar en condiciones, con la paliza de natación de la tarde anterior aún sintiéndose en el cuerpo, una barbacoa nocturna tremenda la víspera de la carrera y con la temporada casi sin haber comenzado me anima muchísimo. No recuerdo un arranque de temporada tan bueno a pesar de los calores que todavía nos acompañan y tengo muchas ganas de ver hasta dónde puedo llegar este año y el comienzo del que viene. Con más entrenamiento acumulado y temperaturas más bajas...¿podré llegar a mejorar las marcas que hace poco me parecían imposibles de superar? Empiezo a creer que sí, pero no adelantemos acontecimientos.

De momento, a pensar en los objetivos más cercanos: el Oceanman de Tabarca del próximo domingo, que me quita un poco el sueño como la primera vez que corrí una prueba oficial, y después, con el entrenamiento acumulado de septiembre, los 10km. de Rojales el día 1 de octubre. Tal vez no llegue a tope, para romper récords, pero creo que podría estar muy cerca.
La preparación de la media, que aún queda lejos allá en el 23 de octubre, os la iré contando semana a semana por aquí.

Gracias por estar ahí.
Saludos.
PD: Agracecimiento por las fotos y videos  a Mariví Lobo , Alberto Costilla y Rafa Reina's Photo ;)

4 comentarios:

  1. Venga chaval, que este es tu año, aunque me da que Valencia nos va a pillar un poco pronto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también creo que va un poco justo y no coincidirá, me temo, con el pico de forma, pero oye, que no se diga que no lo damos todo para comernos en octubre estas palabras que dejamos aquí hoy y petarlo allí jajaja Vaaamosss!!!

      Eliminar
  2. Pues claro que llegas! Esto es pan comido pa ti. Ya lo verás ídolo!

    Yo he entrado pensando que vería algún vídeo chulo nadando o corriendo en el blog! Vamos! que tus lectores estamos deseando ver el documental audiovisual :D

    ResponderEliminar
  3. Jajaja he tenido unos contratiempos con la cámara pero ya está todo arreglado. En breve empiezo a hacer cosillas con ella. ( Íiiidolo!! Jajaja exagerada :D ) Gracias por la visita, como siempre :-*

    ResponderEliminar