domingo, 20 de diciembre de 2015

CAMINO AL MARATÓN DE BARCELONA: SEMANA 4

Sigue la cuenta atrás...
Esta semana queda completada la cuarta etapa del camino hacia el maratón de Barcelona, con casi 60 kms. acumulados de lunes a domingo. Una carga de entrenamiento que ya empieza a recordar a planificaciones maratonianas anteriores y que he podido cumplir mejor de lo previsto, con ligeras mejoras respecto a la semana pasada.

El planning ha sido el mismo de las semanas anteriores:
  • - Lunes de gimnasio y salida suave de media hora, algo accidentado al forzar demasiado en los fondos para tríceps en las barras paralelas, que me dejaron dolorido el hombro izquierdo casi toda la semana. Pequeño susto, pues por la noche, en frío, cualquier movimiento me provocaba un dolor intenso. Por suerte, algo de gel antiinflamatorio y un buen descanso esa noche solucionaron en gran medida el problema y hoy apenas hay rastro de la lesión.
  • Martes: Fartlek con algo de fatiga en las piernas por los ejercicios del día anterior. Sin picos de velocidad especialmente rápidos. Me conformé con cumplir con lo programado, sin más. Ya llegarían entrenamientos mejores.
  • Jueves: De nuevo, Fartlek, después de un día de descanso. Se notó el reposo y hubo momentos bastante rápidos que me volvieron a permitir soñar un poco con superar mi récord de 10km en Elche el próximo día 10. Supe regular el esfuerzo a lo largo de todo el entrenamiento y llegué fuerte a los últimos acelerones. Inyección de moral.
  • Viernes: El hombro izquierdo parecía seguir mejorando pero aún había una ligera molestia. Decidí descansar y saltarme el gimnasio y los 30 minutos de carrera suave para terminar de recuperarme definitivamente.
  • Sábado: Inicio de comilonas festivas, así que tocaba madrugar para cumplir con los 40 minutos a ritmo A-B. Buenas sensaciones, trotando ligero por la costa, junto a la cantera y el Postiguet, con los pensamientos centrados en la tirada larga del día siguiente.
  • Domingo: De nuevo, tocaban 1h.50m, empezando con 10 minutos de calentamiento suave a ritmo A y después ritmo B hasta 15 minutos antes del final, momento en el que habría que acelerar hasta el ritmo C y mantener esas pulsaciones hasta acabar el entrenamiento. Elegí un circuito con algo de desnivel (Barcelona no será llana), comenzando desde la Albufera en ascenso hacia Tangel / San Vicente y, de vuelta, hacia la playa del Postiguet pasando por la cantera. Me sentí fuerte, viendo que el corazón no se aceleraba más de lo esperado para el ritmo B aunque fuera en ligera cuesta arriba durante 7kms. De nuevo, el ritmo medio se mantenía cercano a 5m/km sin problema, para acelerarse poco después en el descenso, donde tenía que esforzarme para que las pulsaciones no bajaran demasiado. El camino hasta la Albufera fue rápido y la subida y bajada de la cantera, ya a ritmo C, también me permitió llevar un ritmo bastante rápido para ser un simple entrenamiento.
    Buenas sensaciones, con un ritmo medio final de cuatro minutos largos, casi cinco, por km., con las pulsaciones controladas y, otra vez, inyección de moral, pues el corazón no se acelera demasiado aunque haya alguna cuesta y la recuperación después de los casi 22 kms. del entrenamiento parece muy buena.
Con el subidón de moral después de la segunda tirada larga, vuelvo a darle vueltas al tema del ritmo objetivo para el maratón y su estrategia. El entrenamiento me pondrá en mi sitio y despejará las dudas, como ya comentaba en la última entrada del blog, pero no puedo dejar de pensar que puede salir una buena carrera el próximo día 13 de marzo en Barcelona. ¿Aguantaré sin problema 42kms a 5:15m/km? ¿Podré rodar más rápido, como parece indicar este inicio de los entrenamientos largos? Poco a poco. Paso a paso. Ya se verá.

Entramos en las semanas "peligrosas" para la dieta, con la Nochebuena y la Navidad y las comilonas asociadas. Espero poder resistir la tentación y tener bajo control el peso, pues llegan la tirada más larga del mes, 2 horas el próximo domingo, y la San Silvestre crevillentina cuatro días después, y hay que seguir con esta ligera pero constante mejora de forma.
Como he dicho en alguna ocasión ya, desde que empezó este camino al maratón de Barcelona, siento que lo mejor está por llegar.
Nos leemos de nuevo en una semana. Disfrutad de las reuniones con familia y amigos propias de estos días.
Gracias por estar ahí.
Saludos.

No hay comentarios:

Publicar un comentario