viernes, 31 de julio de 2015

VII CROSS CABO DE PALOS



El último fin de semana de mis vacaciones lo aproveché para acercarme al Cross de Cabo de Palos  en compañía de mi amigo Ramón, que fue quién me descubrió esta carrera. Un circuito corto, pegado a la costa, más de mil inscritos, zona desconocida... No tardé en dejarme convencer para ir a Cartagena el pasado sábado, con mi habitual compañero de fatigas deportivas más-allá-de-Alicante.

Como siempre que echo kilómetros en coche con Ramón, el viaje de ida y vuelta, aunque largo, se pasó rápido y llegábamos sobrados de tiempo, para recoger el dorsal y echar un ojo a la zona.
Entre las carreras infantiles y el Cross los organizadores habían reunido a unos 2000 corredores esa tarde. El ambientazo festivo-deportivo en el puerto, zona de salida y recogida de dorsales, recordaba al Cross de la Artillería de esta misma ciudad o los 10k de Sta. Pola .

Mientras tomábamos un café allí mismo, sentados en el puerto, notábamos que empezar la carrera a las 20:00, todavía con sol, y unos 30 grados más un 80% de humedad iba a ser todo un reto, aunque la carrera fuera de poco más de 6kms. Por un lado, buscando aparcamiento y andando por la zona, descubrimos que el perfil de la carrera no era llano en absoluto. Por otro lado (el bueno), además de la animación de la carrera, con mucho público y muchos corredores, vimos que el paisaje que nos iba a acompañar durante todo el circuito, sobre todo en la zona de costa, subiendo y bajando el faro, era espectacular. Había ganas de empezar a correr.

Las vistas durante la carrera prometían. Muy atractiva la zona del Cabo de Palos.

El calentamiento previo confirmaba nuestras sospechas sobre el calor y la humedad y, en pocos minutos, ya estábamos bañados en sudor. Mi intención era salir a darlo todo desde el principio, pues una carrera tan corta no era para salir reservón, pero tanto calor, tanta humedad... No tenía claro cuánto aguantaría si, además, añadíamos cuestas al circuito.
Por suerte, Ramón iba a hacerme de liebre, acompañándome toda la carrera, pues está recuperándose de una tendinitis y una ligera molestia en la espalda (mil gracias, crack, a recuperarse)

Con algo de retraso, debido al elevado número de corredores que todavía estaban retirando los dorsales, salimos desde el puerto dispuestos a correr por el primer tramo del "ocho" que dibujaba el circuito en el mapa, parte por el casco urbano, parte por el faro.



¿Se me pegará algo de este crack?


Posture pre-carrera
Autofoto en el pelotón de salida

Salí con Ramón tirando de mí desde el principio, demasiado atrás tal vez. Costó buscar hueco y empezar a correr cómodo, pero finalmente encontramos el espacio suficiente para avanzar con comodidad. Hasta poco después del primer kilómetro subíamos suave pero sin pausa y pude mantener un ritmo cercano a 4:40 sin dificultad. El inicio del descenso antes de llegar al kilómetro 2 y la bajada de vuelta hacia el puerto después hicieron que pudiera sacar después un km cercano a 4:30, pero cuando, allá por el 3 y medio, empezaban los sube-baja, empecé a notarme frenado por el calor y la humedad. Costaba respirar y, aunque en este primer tramo por la ciudad Ramón no dejaba de animar, de ir tirando, y le intentaba seguir, noté que o aflojaba o la subida al faro me iba a dejar fuera de juego.

Primeros kilómetros, seguido de Ramón,
que poco después empezaría a tirar como un bestia

Empezaba la fiesta, la zona de cuestas y, a la vez, el tramo más atractivo del circuito. Con las olas rompiendo a nuestra izquierda, empezábamos a subir hacia el faro. La pendiente no era excesiva, pero a mí se me hacía demasiado dura. Llegué a perder de vista a Ramón en el ascenso, aunque intentaba con todas mis fuerzas seguirle. Me esperó al final de la subida, animándome a acelerar en la bajada, pero no había fuerzas. Me ahogaba el calor y las piernas no daban para más.

Dejando el faro atrás, hacia la meta en el puerto.

Desde el kilómetro 4 hasta la meta tocaba bajar sin descanso, pero el camino de vuelta era estrecho y de tierra, con algunos salientes de piedra y no me notaba cómodo, no siendo capaz de acelerar todo lo que hubiera querido. Ramón seguía animando y gracias a él conseguí sacar algo de ánimo para acelerar en el último tramo, ya pegados al puerto, volviendo a hacer un kilómetro medio bueno después de la bajada de velocidad en la subida al faro.

Cruzaba la meta con Ramón en 33:30, 32:29 real, para unos 6.4kms,  posición 512 de 1137 en la general y 118 de 207 en mi categoría (podéis ver nuestra llegada en vídeo AQUÍ ) Después de todo conseguí acabar a media tabla aproximadamente, así que no estuvo tan mal como pensaba.

Meta, acompañado de Ramón.

Recuperando fuerzas
Carrera para repetir y muy recomendable, por circuito, animación, paisaje y distancia. Creo que volveré una vez más, por lo menos, para mejorar mi tiempo aquí. Las cuestas no son tan duras como para no poder hacerlo mejor. Probaré de nuevo :)


Sigo en el proceso de mejora-recuperación de forma física. Ahora que vuelvo a la rutina del trabajo empiezo a controlar de nuevo la dieta y la báscula empieza a acercarse por fin a los 79 kgs. Creo que si sigo así en septiembre estaré en mi peso y, aprovechando que empezarán a bajar las temperaturas, empezaré a notar los cambios en las carreras, con alguna mejoría en la velocidad y la resistencia.

Mañana sábado, día 1 de agosto, toca volver a una de las carreras clásicas de verano, la subida al santuario de la Magdalena, en Novelda. Algo más de 12kms con una subida dura y breve y una bajada nada cómoda, que se hace larga hasta la llegada al pueblo y que, acompañada del calor típico de agosto a las 19:30 suele hacerse muy dura. A ver si las previsiones de nubes y posible lluvia del fin de semana se cumplen y corro por una vez (creo que ya he participado 3 o 4 veces) esta carrera sin tanto calor.

Os cuento cómo ha ido esta carrera y cómo siguen los entrenamientos en la próxima entrada del blog.
Gracias por estar ahí.
Saludos.

PD: El amigo Mike Portugués, un crack de las carreras populares, se estrena en esto de los blogs de corredores populares, así que si queréis echarle un vistazo a todo lo que cuenta, podéis seguirle en http://mikerunnerhistories.blogspot.com.es/ . En la parte derecha de este blog aparece tambien, junto a las actualizaciones de otros blogs que también sigo.

3 comentarios:

  1. Que gran descripción del asunto, como bien dices, ya llegará Septiembre, hasta entonces paciencia

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En septiembre estaremos como bestias Ramón. Mil gracias por sacrificar tu ritmo para ir tirando de mí toda la carrera.

      Eliminar
  2. Vaya dos cracks juntos!. En veranito, hay que aguantar el calor como sea y no perder la forma para volver al ruedo en Septiembre, como bien decís!.
    Tiene buena pinta esta carrerita, a ver si para el año que viene me planteo hacerla! jiji!
    Gracias por la publi de mi blog, compi! XD
    Un abrazo!

    ResponderEliminar