lunes, 10 de noviembre de 2014

CAMINO A SEVILLA 2015: PREPARADO

Aunque me había propuesto descansar las dos semanas previas al comienzo del entrenamiento "en serio" para Sevilla, tal como hice el año pasado para Valencia, me ha podido el ansia y he empezado a moverme antes de que terminara el plazo previsto.

El lunes volví después de varios meses al gimnasio y después salí a correr unos 11 kms que incluyeron subida al Castillo de Sta.Bárbara. Al día siguiente seguí con mi vuelta a los ejercicios de gimnasio, ya con las primeras agujetas del entrenamiento anterior, y probé, además, una clase de spinning que estuve recordando 24 horas por cómo dejó de fatigadas mis piernas.
El miércoles descansé, ya que el jueves tocaba pasar revisión médica en Almoradí, en la clínica que me recomendó el amigo Chema de Urbans.

Allí hice mi primera prueba de esfuerzo que junto al examen médico proporcionaron gran cantidad de datos sobre mi estado de salud y certificaron que puedo seguir haciendo deporte sin problema y que hay cosas a mejorar. El porcentaje de grasa corporal y la báscula, junto con otros datos, indican (ya lo sabía yo, pero verlo por escrito y dicho por un profesional hacen que lo termines de asumir) que hay que perder 4kgs y cambiar la forma de alimentarse y entrenar.
Por esto, en la propia clínica, he contratado su asesoramiento para una temporada completa, concentrándome sobre todo en el primer objetivo, el maratón de Sevilla.

Ya tengo en mi poder la primera semana de entrenamiento (carrera y gimnasio), personalizado de acuerdo con mis resultados de la prueba de esfuerzo y mis objetivos, además de una dieta que creo será más difícil de seguir que el planning deportivo.
La semana va a empezar sin demasiada carga de kilómetros, combinada con circuitos de gimnasio que empezarán a revitalizar músculos que tenía casi olvidados.
Para el cambio de dieta empecé a mentalizarme el pasado lunes, pues sabía que sería una exigencia del planning que me iban a poner el miércoles y, excepto el domingo (las comidas familiares tienen estos inconvenientes),he sido bastante comedido en la mesa.
Ahora toca ponerse a trabajar de verdad, en la mesa y a la carrera. La primera impresión que me llevo, viendo el planning, la dieta, y cómo me atendieron en la clínica, es muy buena y hace que esté muy motivado y con ganas de demostrarme que puedo lograr el objetivo que me he propuesto para dentro de 4 meses.

La semana ha terminado, el viernes, con ejercicios de piernas en el gimnasio y otra salida similar a la de lunes, de 12kms pasando por Sta.Bárbara, y con el entrenamiento de los sábados con Urbans, con un trote suave por la playa seguido de circuito de ejercicios de piernas y abdominales.

No contaba con participar de momento en ninguna carrera pero antes de tener toda la planificación para Sevilla me pareció interesante la I carrera y marcha popular "Con diabetes, se puede", que organizan el domingo 16 en Orihuela Tragamillas y ADOC (Asociación de diabéticos de Orihuela y comarca), con motivo del día mundial de la diabetes el 14 de noviembre. Es una carrera de casi 5kms, de las que no hago hace muchísimo tiempo, para probarme de nuevo y ver cuánto puedo durar corriendo casi al máximo de mis posibilidades a ritmos muy cercanos a 4m/km.

Esto acaba de comenzar y el camino promete ser duro pero seguro que también muy entretenido. Si queréis acompañarme, virtualmente al menos, quedaos por aquí y os lo cuento todo semana a semana de aquí a febrero. Empecemos...

4 comentarios:

  1. Aquí estaré amigo. Mucho ánimo y a muerteeee

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mil gracias Ramón. Te toca aguantar otra vez la paliza de dudas maratonianas jaja

      Eliminar
  2. Mucha suerte en tu nueva andadura. Por aquí estaré siguiendo tus pasos.

    Un saludo.

    ResponderEliminar