lunes, 24 de noviembre de 2014

CAMINO A SEVILLA 2015: SEMANA 2 - CROSS DE LA ARTILLERÍA/CARRERA FARO DE NAVIDAD

Otra semana más de entrenamiento cumplido. Como os contaba en la última entrada del blog, estos siete días seguían el mismo patrón de la primera semana, tanto la dieta como el ejercicio:
Dos días de circuito de gimnasio, dos salidas de 10 y 11 kilómetros a ritmo cómodo vigilando las pulsaciones para que no fueran muy altas, un día de fartlek y un día de  tirada larga que debía ser a ritmo suave también pero que sustituí por el Cross de la artillería, del que os hablaré después.

En general estoy satisfecho. El peso sigue bajando, quedándose por primera vez en 10 años (tal vez más) por debajo de los 80 kgs (79.2 para ser exactos). Para alguien de mi altura, 1.83 cm. y complexión, está bastante bien, y cerca del objetivo inicial de bajar hasta 78kgs. Un 18% de grasa corporal era demasiado. (Algún día os contaré la historia de un chaval que llegó a pesar 102 kgs y que tuvo que empezar a hacer deporte para adelgazar...hasta hoy, que ha llegado a ser capaz de correr un maratón y entrena para el segundo ;-) )

Lo de controlar las pulsaciones... Hace que corra muy lento, demasiado en mi opinión, en las salidas que el planning cataloga de "sin esfuerzo". En el fartlek siguen subiéndose demasiado aunque esta semana he notado que recuperaba algo mejor.

Parece que estoy en el camino correcto según el preparador y gente que ya ha experimentado esto, como el amigo Ramón. Tendré fe y no me dejaré llevar por el ansia de correr rápido siempre, acumulando kilómetros cómodamente, de momento, y esperando mejorar según avance el planning.


Cross de la artillería - Carrera Faro de Navidad


El domingo participé por primera vez en el Cross de la artillería, en Cartagena, en su prueba Faro de Navidad. Se hacen al mismo tiempo las carreras de milla, cross urbano y canicross,pero la que se ajustaba mas a mis necesidades es la que elegí, de 14kms.
Es una carrera muy conocida en la zona, de la que ya me había hablado hacia tiempo Ramón, quien al final consiguió convencerme para correrla con él.

A las 8:30 salíamos de Alicante, con mas de 120 kilómetros por delante y mucha charla pendiente, después de tanto tiempo sin coincidir. El trayecto de ida se nos pasa volando y sin darnos cuenta a las 10:00 ya estábamos en Cartagena.El ambiente al recoger los dorsales recuerda mucho al de el 10k o la media de Santa Pola. Mucha gente, cerca del puerto, el speaker animando todo el rato... Apetece echarse al asfalto a correr. Los militares que organizan la prueba lo tienen todo muy bien montado y apenas tardamos en recoger el dorsal, el chip y una bolsa con las camisetas. Sí, camisetas, en plural: dos. Juraría que es la primera carrera en la que veo esto. Y no penséis que son dos camisetas feas y sin gracia, no... Mirad las fotos:



Antes de tomarnos un café por la zona, paramos a hablar un rato con Espíritu González, conocido policía y escritor maratoniano cartaginés que estaba firmando ejemplares de sus libros. Buena gente.

Poco después del café volvimos al coche a cambiarnos, pasando por la zona del ayuntamiento y sus calles peatonales, que parecía que estaban incluidas en el recorrido. Si toda la carrera iba a tener este paisaje, la cosa prometía.

Listos
Una vez preparados, calentamiento, fotos y al pelotón de salida. Somos varios miles de personas, entre la carrera de 6 y la de 14 kilómetros, saliendo al mismo tiempo. Ambientazo festivo.

Autofoto en el pelotón de salida
La salida  (a las 11:30, la que más tarde empieza de las que recuerdo) la da un cañonazo del ejército y rápidamente empiezo a esquivar gente intentando ponerme al ritmo que creo que puedo mantener, 5 m/km aproximadamente, teniendo en cuenta que llevo sin descanso desde el miércoles y que el sábado salí 10kms que, aunque suaves, sé que van a pasar factura hoy. No es día de competición.
Pierdo de vista a Ramón rápidamente. Su nivel de carrera está muy lejos del mío y le deseo lo mejor antes de despedirnos.

Consigo mantenerme por debajo de 5m/km hasta el kilómetro 4, pero cuando empiezan las constantes subidas y bajadas de la carrera cerca del puerto,que ya no nos abandonarían hasta el final de la carrera, siento que no es un día para excesos. Noto el cansancio acumulado de los últimos días y aflojo la marcha.
El camino hacia el faro del puerto no para de subir y bajar y escucho a los corredores comentar que volveremos por la misma carretera. Poco después empiezo a ver en sentido contrario a la cabeza de carrera y permanezco atento hasta que veo a Ramón, que pasa minutos después como un rayo. Se nota que va a hacer un carrerón.

Llegamos por fin al faro y volvemos sobre nuestros pasos. Las vistas de la costa hacen mas agradable el camino, aunque el día, algo gris, cubierto de nubes,desluce un poco la foto. El viento no nos abandona en ningún momento y llega a ser muy molesto en algunos tramos, en contra.
Sigo bajando la velocidad, pues sé lo que esta por venir y noto que fallarán las fuerzas. Apunto de terminar la última subida de esta zona desvirtualizo al segundo runner twittero del día (primero fue @spiritugonzalez). Veo parada a una chica, hablando por teléfono, comentando que ha pinchado y que se retira. No puedo pararme a hablar con ella (tampoco quiero interrumpirla) pero poco después confirmo con ella que es @nictecilla , Sofía Navarro (¡mucho ánimo para la próxima!).Curioso, la cantidad de gente con esta afición con cuenta activa en Twitter.

Volvemos en dirección al casco urbano y siguen los constantes toboganes. Se agradece ver algo de verde en la zona que bordea el río, hasta poco después del kilómetro 10, donde empezamos a callejear, en un tramo del circuito sorprendentemente muy animado por el público, a diferencia de lo visto hasta ese momento.
Aun nos falta por subir una de las cuestas más duras (cerca de la universidad, creo recordar) y aquí noto que hay que parar a tomar el aire. 10 segundos de parada y sigo subiendo, animado por un corredor veterano del club Marathon Cartagena que, además, me informa que el resto de la carrera es cuesta abajo o llano. Me animo y subo el ritmo, logrando bajar de 5m/km este último kilómetro.

Pasamos por las calles que vimos al llegar a Cartagena y ya se empieza a ver el final. Un último giro y vuelvo al paseo Alfonso XII desde le que se dio la salida. Ramón esta entre el público y me anima estos últimos metros, la zona más concurrida de toda la carrera, y finalmente cruzo la meta en 1:13:55 (1:13:33 real).

Para no haber ido a competir  y viendo el perfil de la carrera, el fuerte viento y mi semana de entrenamiento, creo que el resultado es para estar satisfecho:  694 de 1288 en la general y 259 de 412 en mi categoría.

Cuando un corredor local nos dijo que había "un repecho, y ya está" no imaginábamos este perfil


Carrera para repetir, con algo más de descanso y dándolo todo, y para volver a pasar unas horas de charreta con amigos, como hoy con Ramón, algo que ha sido incluso mejor que la propia carrera. El día invita a quedarse a comer en la ciudad, tranquilamente. Volveré (Rafa, nos la debes ;) )

Otra más en las piernas :-)

De vuelta a Alicante.
Impagable el camino de ida y vuelta en compañía de amigos

Ya tengo el planning de esta semana y el planteamiento es el mismo que las dos que ya han pasado, pero subiendo el kilometraje semanal. Esta vez no cambiaré la salida larga del domingo por ninguna competición. El planning dice que hay que salir 17kms sin esfuerzo y le haré caso.

La próxima cita oficial, el Cross Villa de Guardamar del próximo día 6 de diciembre. Carrera muy recomendable (podéis echar un vistazo a la crónica del año pasado), de casi 8kms. , que ya tardáis en probar si no la habéis corrido todavía.

El camino a Sevilla'15 continúa. Os sigo contando cómo va todo la semana que viene.
Gracias por estar ahí.
Saludos. 

PD: Actualizaré esta entrada en cuanto estén disponibles las fotos de la carrera. Vi a muchos fotógrafos pero aparte de las galerías de dos periódicos no he encontrado nada, por el momento.

2 comentarios:

  1. Que mañana más buena me hiciste pasar compañero, tu persiste y en Sevilla verás los resultados crack

    ResponderEliminar
  2. Gracias Ramón. Días así son los que hacen que ames esta afición, aunque la carrera no de los resultados esperados.

    ResponderEliminar