domingo, 30 de marzo de 2014

Otro año será, Elche

La media maratón de Elche y yo tenemos una relación especial desde que la hice en el 2009 por primera vez, logrando la que todavía es mi mejor marca desde entonces en esa distancia.
Desde aquel día, todos los años he querido correrla y todos los años ha surgido algún imprevisto que me lo ha impedido.
Parecía que este año, por fin, podría volver a participar.Incluso pagué la inscripción. Me sentía en buena forma, había conseguido buenos resultados en medio maratón (casi mmp en Santa Pola), seguía un planning de entrenamiento que parecía bueno... Pues no: de nuevo, otro año, me la pierdo.

Terminé con sobrecarga en las rodillas después del Trail de Les Antenes de El Campello y tuve que estar parado varios días. Las molestias han tardado mucho en desaparecer y, ahora, poco a poco, vuelvo a los entrenamientos.
El pasado domingo conseguí rodar 15 kilómetros a ritmo muy tranquilo y esta semana he conseguido salir tres veces, 6,8 y 12 kilómetros, y parece que no hay dolor. Los ritmos son muy lentos, pero no quiero forzar por ahora. Tal vez podría haber corrido en Elche (y celebrar con Ramón la nueva mmp en medio maratón que ha conseguido hoy allí. Eres un crack), pero he preferido no arriesgarme.
El día 13 de abril quiero correr la media maratón en pista de Ceutí y creo que puedo llegar bien preparado para terminarla sin lesión, aunque la nueva mmp tendrá que esperar.
Por otro lado, la experiencia de un medio maratón en pista (poco más de 47 vueltas a una pista de atletismo por las calles 5 a la 7)  creo que merece la pena y prepara psicológicamente para casi cualquier carrera.
Os lo cuento en la próxima entrada del blog.

Gracias por estar ahí.
Saludos.

martes, 11 de marzo de 2014

I TRAIL LES ANTENES - EL CAMPELLO


Después de los 10km del pasado domingo no salí de nuevo a correr hasta el jueves, para probar el circuito del Trail Les Antenes en el que participé este fin de semana.
Acompañado de Rafa, J.Antonio, Ana y Agustín hice por segunda vez el recorrido de la prueba el jueves, acabando muy cansado y con las rodillas, sobre todo la derecha, bastante cargadas.
El reposo, frío y antiinflamatorios hicieron que llegará al domingo casi sin molestias, así que, un poco cegado por esta "adicción" a las carreras que arrastro hace ya 5 años, no dudé en participar, sintiéndome recuperado por completo el domingo por la mañana.

A las 9:00 ya estaba en casa de Rafa, a pocos minutos a pie de la salida, en el polideportivo. Allí nos juntamos con Agustín y J. Antonio. También estaba Alejandro, que corría con los colores de su otro club, organizador de la carrera junto a Kult Race.



Al conocer el circuito y no estar muy seguro sobre la resistencia de mis rodillas, decidí salir controlando mucho el ritmo y procurando no dejarme llevar y empezar demasiado rápido, como suele ser habitual en mi. Quería poder llegar al último tramo de la carrera con fuerzas y con buenas sensaciones. Disfrutar de la carrera, sin más. Con este planteamiento, me quedé bastante retrasado en el pelotón, con pocos corredores a mi espalda.



El circuito constaba de una subida casi contínua de unos 8 kms, con una bajada cerca del km.4 que te daba unos minutos de respiro para retomar la subida hasta el punto más alto del circuito y, una vez bajada de nuevo esa segunda rampa, volvía sobre el mismo camino hacia el polideportivo.




Hasta el km.3 me mantuve a un ritmo regular, sin sentir nada en las rodillas, pero poco después empecé a notarlas cargadas. El inicio de la primera bajada aumentó esa mala sensación y cada pisada cuesta abajo se notaba demasiado, sobre todo en la rodilla derecha. Estrenar zapatillas y usarlas aquí por segunda vez tampoco fue buena idea y notaba que acabaría la carrera con alguna que otra rozadura.

Me tomé con calma el primer avituallamiento y aunque las sensaciones no eran buenas, seguí corriendo animado porque notaba que podría llegar a la cima, a media carrera, con fuerzas de reserva.

Este segundo tramo de subida era, con diferencia, la parte más dura de la carrera. Comenzaba a dejar atrás a corredores que me habían adelantado en los primeros kilómetros y me animé. En ese momento se cruzaba con nosotros, de bajada, el corredor que encabezaba la carrera, en solitario,a una velocidad espectacular y a 2 minutos de los siguientes corredores .
Los últimos metros del ascenso fueron los más duros y caminé más de una vez, pero la cercanía de la cima hizo que no me desanimara. 

Una vez alcanzado el segundo avituallamiento, a media carrera, me tomé un respiro para beber tranquilo y recuperar el aliento. Se iniciaba al fin el descenso, unos 4kms no muy técnicos con solo 2 tramos muy cortos algo complicados y peligrosos si no se vigilaban bien las zancadas.

Podría haberme lanzado y aprovechar el descenso para recuperar el tiempo perdido en la subida, pero mi falta de confianza en las bajadas por estos terrenos y las molestias de la rodilla derecha, que ahora sí que empezaba ser un problema y me obligaba a veces a cambiar la zancada buscando apoyar más la pierna "buena" en los tramos difíciles, hicieron que bajara más lento de lo esperado.
Me volvían a adelantar muchos corredores y más de una vez tenía que echarme a un lado para no ser un obstáculo. Al menos el paisaje mejoraba en este tramo, con las vistas de la costa, cambiando un poco respecto al resto del recorrido, algo triste, en constante subida y bajada por caminos de tierra rodeados de monte bajo.

Después del último avituallamiento, el mismo que el primero, se iniciaba una breve pero dura subida que fui incapaz de hacer corriendo. Lo intenté un par de veces pero notaba que si echaba el resto en esa rampa, los últimos 3 kms serían muy duros aunque fueran ya en constante bajada. 

Una vez superada la última subida me dejé caer, cuesta abajo, sin intentar acelerar. La carrera se había estirado muchísimo y corría prácticamente solo. Estaba cansado y esta última parte del circuito se me hizo larguísima. 






Al fin, la llegada a los túneles cercanos al polideportivo me animó un poco, al estar cerca ya del final. Unos pocos metros más y cruzaba la meta en 1:39:24, posición 187 de 289, 113 de 148 en mi categoría.




Las rozaduras en el pie derecho eran muy molestas y notaba que la rodilla derecha, al enfriarme, iba a dar problemas.
Me junté de nuevo con Rafa, J.Antonio y Agustín, que habían volado en esta carrera, y poco después veíamos a Alejandro, que llegó el 13 de la general y fue 2o local (enhorabuena máquina)





No fue una de mis mejores carreras y creo que no fue una buena idea hacer los 16kms de ese circuito 3 días antes. Por otro lado, no creo que repita este Trail. 15€ me parece un precio excesivo y, quitando la parte de la bajada, con vistas al mar, no tiene nada que haga que piense en volver a pagar por correr por allí (como zona de entrenamiento está muy bien, eso sí, por las cuestas).

Ahora la rodilla derecha molesta, aunque parece que descansando y con algo de frío y antiinflamatorio mejora. Creo que me voy a tomar una semana de descanso como mínimo. Esto creo que hace que me olvide de buscar mmp en la media de Elche, y ya veremos si no supone también abandonarla. 
Hay que cuidarse y correr con cabeza. Me inscribí con mi hermana y amigos, con la excusa de su cumpleaños, a la media en pista de Ceutí, y si al final tengo que elegir sólo una (hay sólo dos semanas de diferencia entre esta y Elche) , me quedare con la experiencia de una media en pista y correré en Ceutí en abril. Ahora mismo solo pienso en recuperarme y que baste algo de reposo para que la rodilla deje de dar guerra. 
Parece que va mejorando, así que espero volver a la carrera en poco tiempo. Os iré contando.

Gracias por estar ahí.
Nos leemos.

sábado, 8 de marzo de 2014

10K TOTUM SPORT - ELCHE


Al final no pude evitarlo, me pudo el "mono" de dorsal. No esperé a la media de Elche para volver a competir y acabé inscribiéndome el pasado fin semana a la primera edición del 10K Totum Sport en Elche.

Con el tiempo bastante justo, mi hermana y yo conseguimos reunirnos con Ramón pocos minutos antes de la salida. No hubo tiempo para mucho más que calentamiento ligero, comentar nuestras sensaciones y hacer la foto de rigor que cualquier reunión de Skyrunners merece:

Con Ramón y mi hermana, pocos minutos antes de la salida.

Las sensaciones previas al inicio de la carrera no eran muy buenas. La tarde-noche anterior había comido en exceso, mal y a deshoras, con la excusa del carnaval, y había estado caminando muchas horas. Si a todo esto añadimos pocas horas de sueño por acostarme bastante tarde...Era fácil precedir una mala carrera.

El estómago molestaba desde primera hora de la mañana, y una visita al w.c en el último momento no ayudó a aliviar esta sensación. Me notaba cansado y no apostaba por un tiempo final inferior a los 50 minutos.

Algo desanimado, desde el principio, cuando se dio la salida, intenté no dejarme llevar por pensamientos negativos y quise creer que tal vez en el calor de la carrera me iría sintiendo mejor poco a poco.

Completamente absorto en mis pensamientos, en la música que sonaba en el teléfono... me dejé llevar al principio y, entre que no presté atención al Garmin y que no había un solo kilómetro señalizado en el circuito, no fui consciente de lo mal que había arrancado hasta el kilómetro dos. Para variar, demasiado rápido: primer kilómetro a menos de 4:17 y el segundo a algo menos de 4:30. Si estando en mejor forma ya habría sido un arranque bastante fuerte, a mi nivel, tal como me encontraba esa mañana, estaba claro que tocaría sufrir los últimos kilómetros. 

Intenté mantenerme por debajo de 5m/km. , pero cuando llegué al avituallamiento a media carrera estaba muy cansado. Paré medio minuto a beber tranquilamente y recuperarme un poco, sin conseguirlo. La carrera continuaba por el cauce del río y aunque ya habíamos pasado por alguna rampa, el circuito todavía nos regalaría un par de cuestas más antes de abandonar el parque.

Muy buen circuito

Me crucé un par de veces con Ramón y mi hermana, él lanzado y rapidísimo y ella muy fuerte a pesar de las pocas horas de sueño que arrastraba de la noche anterior.

Yo seguía bajando el ritmo kilómetro a kilómetro, llegando a correr a 5:40 en algún momento.
En los dos últimos kilómetros aceleré un poco y cuando crucé la meta me sorprendí por haber bajado de 48 minutos.


Camino a la meta



Un vistazo al Garmin y al Nike+ en el teléfono y ya estaba claro: a la carrera le faltaron unos 400m. , y eso que no recorté en ninguna curva (hubo varios giros en los que fui el único de mi grupo que no lo hacía) .Acabe en 47:44 (47:36 reales), puesto 182 de 397 en la clasificación general y 44 de 81 de mi categoría.
No fue un mal resultado, al final, teniendo en cuenta que no me encontraba al 100% (diría que ni al 60)

En la meta me reuní con Ramón, que conseguía al fin bajar holgadamente de 40 minutos en 10km. (enhorabuena crack, eres todo un ejemplo de disciplina y constancia)  y con mi hermana, que sin estar en forma esa mañana conseguía acabar en la posición 12 de la clasificación general femenina y 6ª de su categoría, gracias a su tiempazo final, 46:15.
También coincidí con mi compañero del trabajo Jaime, al que usé de fotógrafo, y su novia África,  gran corredora, que acabaría 4 de su categoría.


Aunque acabé muy cansado y las sensaciones no fueron buenas, parece que puedo estar cerca de la mmp si llego a un 10k descansado y habiendo vigilado la dieta, así que doy por buena la carrera, una prueba muy recomendable con un circuito a una sola vuelta de los mejores que he corrido últimamente.

Ahora toca pensar en el Trail de Les Antenes de este domingo. 15 kms rompe piernas que ya he ido probando estos días.

Imágenes de un entrenamiento por la zona de Les Antenes 


En una de las salidas un mal apoyo ha dejado la rodilla y tobillo derecho algo dolidos, pero creo que con frío, reposo y Voltaren llegaré bien al día de la carrera.

Os lo cuento en la próxima entrada del blog.
Gracias por estar ahí.
Nos leemos.