viernes, 31 de enero de 2014

V CROSS NOCTURNO GIMÉNEZ GANGA VILLA DE SAX


El pasado domingo volvía una vez más al Cross de Sax. Lo he corrido desde su primera edición y sólo fallé el año pasado por un resfriado que me dejó K.O, si no me falla la memoria.

Sigue siendo una prueba gratuita y este año han superado su récord de inscritos, agotando los 1500 dorsales disponibles en poco más de 3 horas desde que se abrió el plazo y generando una larguísima lista de espera.
Aunque la organización trabajó duro para gestionar esa lista de espera y evitar que no quedaran dorsales sin entregar, en el momento de la salida no se había alcanzado los 1500. Otro año más, a mucha gente le importa muy poco que haya corredores que se queden fuera de la carrera aunque ellos no vayan a participar y hayan ocupado una plaza (con lo fácil que es, como hice el año pasado, entrar a la web y retirar tu inscripción...) "Como es gratis, ya veré si voy. Los demás que se busquen la vida", deben pensar. Lástima.

En esta edición coincidía en Sax con el amigo SkyRunner Ale, que no se puede quedar quieto ni medio lesionado y corría para acompañar a su chica, Neus, en su estreno en las carreras populares.

Al haber llegado con mucho tiempo de antelación, pudimos hacer fotos tranquilamente y calentar sin prisas antes de la salida.

Con el gran Ale, antes de la salida.

Ale y Neus salieron desde el final del pelotón. Yo, en el momento de la salida, no estaba muy mal situado, pero eramos tantos corredores que costaba muchísimo correr cómodamente y fui demasiado lento al principio.
Cuando terminábamos la primera avenida y empezábamos el callejeo por calles estrechas, cuesta arriba, la carrera apenas se había estirado y era muy difícil avanzar. En más de un giro había que parar y, en algunas bajadas, no ver con claridad por dónde pisábamos parecía un poco peligroso. Hacer algo más larga la salida, con 2 giros por avenidas antes de callejear, haría mucho más fluida la carrera en el inicio.

Cuando ya empezaba a cansarme de ir tropezando, sin poder correr cómodamente, al fin se abrió un hueco y pude empezar a acelerar, coincidiendo con el paso por el km.2 . Hasta ese momento, el ritmo medio no había podido ser mejor que 5:15m/km aproximadamente, así que decidí recuperar un poco el tiempo perdido y, aprovechando las bajadas, el siguiente kilómetro lo conseguí hacer en 4:30.

Cuando empezamos a subir la cuesta más dura de la carrera, subiendo por la calle Picayo (no serán ni 100 metros de rampa, pero el desnivel es tremendo) ya noté que no era mi día y que Santa Pola aún estaba pasándome factura. Me notaba muy fatigado y no fui capaz de recuperarme en la siguiente bajada.

Cuando iniciamos la segunda vuelta tuve claro que iba a costarme mantener el ritmo medio final por debajo de 5m/km, teniendo en cuenta la cantidad de cuestas que debía volver a subir y bajar. Conseguí animarme pensando que esa segunda vuelta podría correr cómodamente y disfrutar del circuito y la animación de las calles.

Al final crucé la meta en 39:01 (38:33 reales, a unos 4:53m/km de media), posición 602 de 1347 en la gral. y 215 de 414 en mi categoría. Las sensaciones no fueron fueron muy buenas pero me lo tomé como un entrenamiento más.8 kms. Todo suma.
Recogí la completísima bolsa del corredor (recordad: todo era GRATIS) y esperé a Ale y Neus, para ver cómo les había ido (él sin dolor y ella contenta en su estreno) y rápidamente a casa, que la temperatura empezaba a bajar rápidamente.

Después de este fin de semana, en el que vuelvo a correr por el monte en una carrera no excesivamente dura para novatos montañeros como yo, me incorporo al planning para el medio maratón de Elche, en el que voy a por mi mejor marca personal, aprovechando la inyección de moral de Santa Pola.

Nos leemos.Gracias por estar ahí.

Saludos.

1 comentario:

  1. Buen ritmo para el principio que tuviste. Vas bien maldito, ara a disfrutar del monte y luego vuelta al curro... vamos a reventar Elche

    ResponderEliminar