miércoles, 23 de octubre de 2013

CAMINO AL MARATÓN DE VALENCIA: SEMANA XIV

El final está cada vez más cerca. A casi 20 días de la carrera, sigo tachando semanas del planning y echando kilómetros a las piernas.
Esta semana, de lunes a sábado, era algo más suave y menos cargada de kilómetros que las anteriores.  8 el martes, 10 el miércoles con Rafa, por Coveta Fumá y sus cuestas, en las que, además, estuvimos acompañados durante parte del trayecto por Jesús y el campellero Jaime; y para terminar, el sábado, 6 kms tranquilos. Tan poca carga se debía a que el domingo llegaba el 2º y último test del planning antes del maratón. Debía correr la distancia de medio maratón como mucho en 1:54, ir a 5:25m/km de media, como máximo.
Esto, aparentemente sencillo y que ya he hecho varias veces, parece que cuando toca correrlo en mitad del entrenamiento del maratón, con mucha carga de km's y algo cansado, pues...no ha sido tan fácil.
Decidí hacer todo el recorrido por la playa, por un circuito lo más llano posible. Al principio se me van, y mucho, las piernas, y corro demasiado rápido, ya que el garmin me jugó una mala pasada y me decía que iba lento (¡mentira! ¡iba a menos de 5! :-S ) Por suerte esto duró sólo un par de kilómetros y enseguida logré alcanzar el ritmo objetivo. Ya en el km. 10 notaba que no iba bien. En el 13 tenía claro que no era mi día y a partir del 15... el bajón físico era ya difícil de recuperar. El calor no ayudaba, y paraba demasiado a beber y refrescarme (¿qué clase de otoño tenemos en Alicante!? ) Cumplí con la distancia en un tiempo nunca visto, demasiado cercano a las 2 horas, y con las piernas como si fueran de cemento armado y plomo.
Moralmente no estaba mucho mejor, en ese momento. ¿Cuánto tardaría entonces en un maratón?
El bajón moral pasó rápido (los amigos y la "comunidad runner-twittera" ayudan mucho) y aunque notaba las rodillas y los gemelos muy cargados, sigo aguantando sin lesión y pienso que fue un mal día nada más. No hay que excusarse ni lamentar nada. A por los siguientes entrenamientos y punto.

Quedan, incluyendo esta, 2 semanas "fuertes", con mucha carga de kilómetros, y después, descarga progresiva unos 14 días hasta el domingo 17. Haber llegado hasta este punto del planning cumpliendo un altísimo porcentaje de los entrenamientos previstos me da ánimos, y empiezo a medio-creerme (no lo diré muy alto...jeje) que puedo llegar "vivo" al día 17 y probarme, por fin.

Esta semana me voy a saltar una de las tiradas de 12 km's para espaciar un poco los entrenamientos y no llegar muy "tocado" al domingo a mi primera carrera oficial de distancia superior al medio maratón: La Foia.
El domingo tocaba tirada de 32km's, pero creo que el cambio por esta carrera es acertado.27.5kms, bastante desnivel, correr en compañía (Rafa, Serafín, mi hermana...) va a estar muy bien, ¡seguro!
Los 32 que había previstos para ese día los pasaré al domingo siguiente, como "despedida" de los entrenamientos largos, antes del maratón de Valencia.

Ya queda menos.
Nos leemos la semana que viene y os cuento cómo va todo.

Saludos y ¡a correr!

2 comentarios:

  1. El camino hacia el maratón es largo, pesado, constante, duro... Pero cruzar esa meta #notieneprecio. ¡Ánimo que ya no queda casi nada!
    Suerte, campeón,

    María Caballero

    ResponderEliminar
  2. Mil gracias por la visita María :) Espero poder cumplir y ser capaz de llegar al 17 sin lesión y poder cruzar la meta. ¡Saludos!

    ResponderEliminar