lunes, 23 de septiembre de 2013

CAMINO AL MARATÓN DE VALENCIA 2013: SEMANAS IX y X

Siguen avanzando las semanas y la carga de kilómetros aumenta progresivamente.
La semana IX seguía con el patrón típico de mi planning: 6 - 10 - 10 -12 y, finalmente, primera tirada larga de 20km el domingo.
Los 3 primeros días fueron bastante flojos. Creo que la semana en cama que pasé me dejó en muy baja forma y lo noté muchísimo, con ritmos realmente lentos.
El sábado me salté la salida de 12, ya que tocaba organizarse para la carrera del club de esa noche, y estuve de 8 a 24 dedicado de lleno a esta labor.
El domingo fue imposible madrugar, por la paliza del día anterior, y había quedado con mi familia por la tarde, así que la única franja horaria para correr los 20km fue... a partir de las 13:00 hasta las 16:00.
El calor asfixiante y el cansancio acumulado del día anterior hicieron que la carrera fuera agónica, con muchas paradas para beber, andar por la sombra...Pero cumplí con la distancia.

La semana pasada empezaba de nuevo con un lunes tranquilo de 6km, pero estaba reventado y me lo salté.
Las 3 siguientes salidas fueron de 10 , 12 y 12 kms, para dejarme bien agotado de cara al domingo y mi primera salida de más distancia que un medio maratón (24km tocaba...)
Mochila con líquido, isotonicos, gel, chocolate con frutos secos...y al lío.
Me lanzo muy animado, y los 12 primeros km. los hago al ritmo esperado, incluso algo más rápido. Error. La vuelta, por los mismos 12km ya recorridos, se me hace interminable. Bebo a menudo, tomo el gel, sobre el 15 como algo...pero el ritmo baja más y más y me encuentro cansadísimo.
En el km. 20 ya vuelvo a estar cerca de casa (me alejé hasta Campello unos 12km.) y me animo y saco los 3 últimos kms. algo mejor, pero el ritmo medio ha bajado bastante.
Cuando por fin el Garmin avisa del km.24 estoy contento después de todo. Nuevo record personal, ya que en la vida había corrido más de medio maratón.
Estoy cansadísimo, y hoy, en el trabajo, los compañeros notan mis agujetas al caminar.
Veo que el ritmo medio de la carrera es más alto de lo esperado pero no preocupante, en realidad, y me animo...tal vez demasiado, porque hoy lunes tocan los típicos 6km + gimnasio del planning y decido no fallar, aunque me noto flojo.
Malísima elección, que ha sido castigada por mi cuerpo con un doloroso pinchazo en la rodilla en el km.3 que me ha hecho volver al gimnasio andando.

Ya veremos cómo va la semana. No descarto saltarme las salidas del miércoles y jueves,aunque me fastidia muchísimo. Y pensar que esta misma mañana me apunté ilusionadísimo a los27.5 km. de la Volta a La Foia en octubre...

Una lesión ahora mismo manda al traste todo el entrenamiento y me dejaría k.o moralmente.
Todo por cabezón y no hacer caso a las señales del cuerpo.
¿Aprenderé algún día?

Os cuento cómo va la semana en la próxima entrada del blog.

Saludos

No hay comentarios:

Publicar un comentario