jueves, 8 de agosto de 2013

XXVII Cross Subida al Santuario Sta.Mª Magdalena (Novelda)



Este fin de semana acudí, por tercer año consecutivo, a una de mis carreras "obligatorias" del verano, la subida al Santuario de la Magdalena en Novelda, casi 12 km. con un pico muy duro a media carrera que deja sin aliento a cualquiera.

A falta de mis compañeros habituales de carreras, liados con sus compromisos familiares o trabajos, en esta edición me junté con un nuevo amigo runner, el gran Serafín, de El Campello Running Club, que aunque iba algo lesionado y, en teoría, iba a ir flojo, se animó a seguirme en esta carrera. También vino su mujer, Pili, pero su lesión no le deja dar una sola zancada corriendo, así que se tuvo que conformar con estar de espectadora.

Con Serafín, recién llegados


Llegamos un poco antes de lo habitual para distribuir algo de publicidad de la carrera del club. El aparcamiento, como todos los años, sin problema, en un amplio descampado al lado del polideportivo desde el que empieza la carrera.
Recogemos dorsales y bolsa del corredor sin mucha espera, a pesar de ser más de mil inscritos, y entre saludos y fotos, se nos echa el tiempo encima y casi sin calentar nos vamos a la salida.



Bien acompañado por El Campello Running Club


Salgo al final del pelotón,tranquilo, tal vez demasiado,porque cuando vamos por el km. 1 veo que el tiempo se ha ido casi a 6 minutos. Acelero, siempre seguido por Serafín, y en constante y suave subida, mantengo un ritmo algo más alto hasta que empieza la parte más dura de la carrera, poco después del kilómetro 4 (en este punto el gran Andrés Mico ya estaba de bajada y se cruzaba con nosotros)

Me he propuesto mantener el ritmo en 5:30m./km. , y cuando empezamos la ascensión que da nombre a la carrera, aflojo un poco para ser capaz de subir sin dar un solo paso caminando.
Sufro muchísimo y veo alejarse a Serafín, pero no quiero forzar. Llevo dos semanas parado y con la dieta descontrolada y no estoy en condiciones de acelerar.
La subida es durísima, nunca me acuerdo de un año para otro de lo inclinado que está el terreno en algunos tramos, pero consigo subir sin detenerme y llegar al avituallamiento del km.5.5 sin parar.

En este punto, ahora sí, me paro a recuperar aire y  beber (algún día aprenderé a beber sobre la marcha...)
Estoy muy cansado y ya me estoy imaginando que aunque el circuito ahora es de bajada, intercalando pequeñas subidas muy puñeteras, tocará sufrir.

Serafín me ha esperado y ahora inicia la bajada conmigo. Va muy fresco y se nota que a pesar de su lesión y la falta de entrenamiento puede dar muchísimo más, pero me dice que no va a forzar nada y que me acompaña hasta el final a mi ritmo.

El cielo está totalmente cubierto y el sol no aparece durante toda la tarde. Además, mientras bajamos, hay una ligera brisa en sentido contrario al descenso y hace más agradable la carrera, a pesar de que la temperatura y la humedad siguen siendo casi insoportables. Los vecinos de las casas de campo se ofrecían a mojarnos con las mangueras en muchos puntos de la carrera, y en un par de ocasiones no dudé en meter la cabeza bajo el agua.

Aunque el resto de la carrera es cuesta abajo, no logro recomponerme hasta el km.9 aproximadamente.
Hasta este punto, toda la carrera es una constante tira y afloja, intentando mantener el ritmo y no aflojar. De esto ya se encargaba Serafín, que me "espoleaba" constantemente y no me dejaba aflojar demasiado cuando me daba el "bajón". En ese momento discutíamos un poco, pero en el fondo se lo agradezco. Habría tardado mucho más si él no hubiera ido "tirando".

Cuando entramos al pueblo me animo, al ver tan cerca la meta. Un año más (esto lo he visto los 3 años que llevo viniendo), un corredor está tendido en la acera, desmayado, atendido por Cruz Roja. ¿Tanto costaría atrasar 30 minutos el inicio de la carrera y reducir un poco el calor durante la prueba?

Cuando entro en el polideportivo estoy muy cansado, y la vuelta final a la pista de atletismo se me hace muy pesada, pero cruzo la meta contento, en 1:06:03 oficiales, 1:05:18 reales, a 5:36m./km de media, llegando el 927 de 1174 en la general y el 184 de 224 en mi categoría.
Reposición de líquidos, gran avituallamiento final, fotos, y a casa.



Me gustaría poder decir que sí, he ido sobre 5:30 como esperaba, y que lo he hecho porque he querido y no me apetecía ir más rápido...pero no: ni queriendo podría haber ido mejor. He notado mucho el parón y que últimamente, con los entrenamientos para el maratón, estoy intentando acumular kilómetros y acostumbrar el cuerpo a un ritmo algo más bajo pero que me permita hacer los mas de 42 km del maratón.

En cualquier caso, una gran carrera, como siempre, que espero repetir el año que viene.
Como en otras pruebas, tan bueno como la propia carrera, el poder juntarme con los amigos runners habituales (en esta ocasión, especialmente con la gente del Campello Running Club) y poder compartir km's con Serafín, que me ha animado constantemente y gracias al cual, en medio de tiras y aflojas y pequeños "piques", he podido acabar "dignamente" la carrera (mil gracias, crack)

En la meta pudimos saludar al gran Enrique, así que...¡foto!

Ahora toca seguir con el entrenamiento para el maratón, que parece que queda mucho pero 3 meses pasan "volando" y hay muchos kilómetros por hacer todavía.
La próxima cita con la carrera popular, el día 23 de agosto, en la bajada Hondón - Aspe. Por primera vez en 3 años no me coincide la fecha con trabajo y podré correrla.

Os cuento cómo va el entrenamiento y la carrera en las próximas entradas del blog.
Nos leemos

Saludos y ¡a correr!

4 comentarios:

  1. Vale Jordi, no fue una gran carrera, pero ahora toca centrarse en el Maraton. Y muy grande Serafin, gran corredor

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Desde luego, fue una carrera flojísima, de las peores que he hecho. Pero como dices, lo importante ahora es acumular poco a poco kilómetros y acostumbrar el cuerpo para poder estar corriendo 42km. El entrenamiento "de verdad" empezará en pocas semanas. A ver cómo se da (ya sabes que te daré la brasa muchísimo jajaja)

      Eliminar
  2. Hola Jordi!!

    Ya terminé mis merecidas vacaciones jajaja

    Bueno, bueno.. ¿Qué leen mis ojos? tampoco vamos a estar lamentandonos por el tiempo, a estas alturas ¿no?

    Todo suma y al que se queda en casa, mientras tú corres, es al que hay que recriminarle algo... Así que, muy bien por esta carrera y por el tesón que le pones cada día.

    Caray, que hace mucho calor y la carrerita se las trae en algunos tramos. Yo no creo que ese tiempo sea tan tan tan malo como para lamentarse.. ¡¡Enhorabuena!!

    Eres futuro maratoniano.. olvidate del crono y disfruta!! :D

    Por aquí te sigo, que esto se pone cada vez más interesante!! jajaja


    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hooola! ya echaba de menos verte por aquí y las actualizaciones de tu blog (acabo de pasarme, para ver cómo te fue la última carrera)
      Pues nada, tal como dices, todo suma y no hay que darle vueltas al tema del crono. El desnivel y el calor de esta carrera no tiene nada que ver como lo que me encontraré en Valencia. "Futuro maratoniano" jajaa Me gusta! Ojalá me respeten las lesiones y pueda cumplir con el plannning y cruzar la meta "vivo" en noviembre.
      Como siempre, un placer verte por aquí :-)
      (leo que tu tb. eres casi-oficialmente futura maratoniana...Bien!!)

      Eliminar