viernes, 23 de noviembre de 2012

Mil Camins, Una Meta - 10 km.Solidarios contra la violencia de género



Este domingo estuve en Daimiés/Derramador (Elche) con mi hermana (nueva socia del club y primera mujer inscrita en SkyRunners) y con Rafa, para participar en esta carrera solidaria que se organizaba por primera vez, en apoyo a las víctimas de la violencia de género.

Mañana húmeda, con una niebla que según me acercaba a Daimies se iba haciendo más y más espesa.
Me pierdo un poco en el viaje de ida, aunque me va orientando  Rafa con su coche, pero al final llegamos con mucha antelación los tres.
Llevo 2 días comiendo mucho y a deshoras. No me noto en plena forma. "A ver qué sale hoy", me digo.


Antes de empezar a calentar


El viernes, además, salí a entrenar con Rafa, y nos hicimos un circuito de 11km, a ritmo tranquilo para él, ligero para mi (fuimos a 5:09 de media), con alguna cuesta que dejaba sin aliento a cualquiera. ¿Me habría quitado ese entrenamiento fuerza para hoy?


En la línea de salida

Salimos con algo de retraso sobre la hora programada, ya sin niebla y por suerte sin lluvia durante toda la carrera. Todo el circuito transcurre por caminos rodeados de casas de campo, mejor o peor asfaltados según el tramo y con algunas zonas de tierra compacta que la lluvia ha convertido en pasos resbaladizos (el último tramo de tierra frenó considerablemente la carrera).

Me lanzo, siguiendo mi malísima costumbre, "a tumba abierta" los primeros km. muy estrechos y con dificultades para adelantar, sobre todo al principio.
Para mi sorpresa , aunque son todos km. en ligero ascenso, voy fuerte pero no me noto demasiado mal. 
Me digo que si toda la primera parte es así, la bajada la podré hacer bien, así que nada de aflojar.

Me equivoco, pues empezamos prontos a subir y bajar suavemente (nada que ver con Alicante o Campello) pero estoy muy animado y me he dicho que hoy o mejoro mi tiempo o reviento.

Con este pensamiento paso el km 5 en 22:30. ¡Wow!... ¿Seré capaz de mantenerlo y estar en 45 al final? Sigo devorando km's, muy animado y empiezo a estar muy cansado, pero como escribí antes, sigo pensando "mejora o revienta, pero nada de frenar", así que procuro no aflojar.

Los puntos kilométricos no están muy bien medidos durante la carrera y me juegan una mala pasada justo al final. Cuando paso por el km 9 el reloj marca 40 minutos escasos (no me fijo en el ritmo o distancia real que me marca el gps). Pienso: "oooostras... un km. más por debajo de 5 y reviento mi mejor tiempo!"
Aprieto como nunca, pero cuando llevo 5 minutos la meta aún está lejos... No faltaba ni por asomo un km.Parece que el 45 se me escapará.
Sigo acelerando y cruzo la meta en lo que supone mi mejor 10000 hasta la fecha: 46:26 (¡qué poco ha faltado para ver un 45 en el reloj!), posición 118 de 319 y 26 de mi categoría de un total de 53. 
Mejor marca personal, 2ª marca personal de Rafa (43:45) y mejor marca también para mi hermana ( 48:51 y 9ª en su categoría)


Prueba superada

¿Qué más se podía pedir? La sensación es muy buena. No habría pensado nunca poder rodar a la velocidad que lo hice (4:39m/km de media) durante 10km. Tal vez con una carrera completamente llana, asfaltada, y con una salida fluida,  habría bajado esos 26 segundos que me separaban del 45, aunque tengo que decir que llegué a la meta casi al límite de mis fuerzas y con el corazón al borde del infarto.





Con este subidón de moral, toca seguir con el entrenamiento pensando ya en la próxima prueba, que será el medio maratón de Alcoy el 6 de diciembre. Lo corrí el añó pasado y recuerdo que fue una prueba muy dura, con muchos metros de desnivel positivo acumulado (más de 500)
Espero no cometer el error del m.m. de Alicante y saber dosificar las fuerzas durante la carrera, disfrutando del recorrido, que merece la pena.

En la próxima entrada del blog os lo cuento.

Saludos.

lunes, 12 de noviembre de 2012

Marca Running Series Alicante (04/11/12)


Hace dos fines de semana participé en la carrera que Marca está llevando por varias ciudades de España, la Marca Running Series, que hacía una parada en Alicante.

Aunque había ganas de correr también las X Millas de Alfaz el mismo día, elegí ésta de Alicante, al estar cerca de casa y recorrer a dos vueltas un circuito urbano por el centro de Alicante, algo que quería volver a hacer después de la media de la ciudad.

La noche anterior había llovido, así que el día amaneció fresco y con las calles mojadas y peligrosamente resbaladizas en algunos tramos de la carrera.
Se da la salida a las 10:00, desde la parte más alta del Paseo de Soto, cuesta abajo. Para seguir fiel a mis (malas) costumbres, hago los primeros metros realmente rápido, más de lo que debiera, en la parte descendente del circuito hasta que empieza la subida una vez pasado el ayuntamiento.
El paso por el casco antiguo, muy inclinado y adoquinado, ya empieza a desgastarme, demasiado pronto, pero no aflojo demasiado y recupero un poco en la bajada hacia la Rambla.
Aquí, otra vez cuesta arriba hasta la plaza de España, donde se vuelve a bajar hacia Alfonso X y se inicia una subida suave y constante por esta avenida y sus calles paralelas hasta la avenida de la Estación, donde giramos hacia Luceros y completamos la primera vuelta.



He ido más rápido de lo debido, pasando el primer 5000 en casi 24 minutos, y no necesito llegar a las cuestas de nuevo para saber que la 2ª vuelta va a ser dura y más lenta.

Llego de nuevo a la subida por el casco antiguo y ya no puedo mantener el ritmo. Voy lento, muy lento. Esta subida es corta pero me cuesta muchísimo.
El 2º paso por la Rambla acaba de desfondarme y ya no vuelvo a recuperarme hasta el último kilómetro, en el que saco algo de fuerzas y consigo hacerlo en menos de 5 minutos.

Al final 49:08, 221 de 445 en la general y 75 de 165 en mi categoría.

No sé si por la poca publicidad de la carrera, la coincidencia con otras carreras conocidas y más asentadas... pero la carrera, aunque tenía un circuito que me gustó mucho, transcurrió en un ambiente más bien triste y frío, sin gente por las calles, y zonas completamente vacías, sin público.
Hay que destacar, eso sí, lo bien organizada que estaba y la calidad de la bolsa del corredor.
De todos modos, de repetirse en otra ocasión, coincidiendo con otras carreras, posiblemente elija otra prueba.



Otra más a la saca, de todos modos, y un buen entrenamiento, pensando en la próxima media, la de Alcoy a primeros de diciembre, para la que estoy siguiendo de nuevo el plan de entrenamiento que seguí antes de la media de Alicante.

La única carrera oficial que haré antes de la media serán los 10 km. que se han organizado en dos pedanías de Elche el día 18, en apoyo de las víctimas de la violencia de género. Una carrera más llana que las que he hecho últimamente y en la que espero mejorar un poco mis últimos tiempos.

Os lo cuento en la próxima entrada del blog.

Saludos.


viernes, 2 de noviembre de 2012

II 10km.Villa de El Campello


Este domingo estuve con mi club en la segunda edición de la carrera de 10 km. que organizan en El Campello.
Allí nos acercamos Agustín, Jesús (participando con su club de Campello, que era el organizador), Rafa y yo, en una mañana realmente fría y con un viento que no ayudaba nada a calmar el tremendo resfriado que llevaba arrastrando desde hacía algunos días.

Con Rafa y Agustín, antes de la salida

Había visto el circuito y conozco la zona, así que sabía dónde estaban los puntos difíciles y los más llevaderos.

Se da la salida y salimos muy rápidos a pesar de ser cuesta arriba los primeros metros.
Me dejo llevar, como siempre, y me salen unos primeros kilómetros bastante rápidos, sobre 4:25m/km de media. Aunque voy ligero, ya desde el principio veo alejarse al resto de corredores de mi club. Van muy fuertes.

Primeros metros, todavía con Rafa y Agustín

Sigo yendo bastante rápido cuando llegamos a la parte baja de este circuito a una vuelta. La ida y vuelta por el paseo de la playa se hacen algo pesadas, pero todavía voy bastante más ligero de lo que esperaba, aunque desde el principio, por culpa del resfriado y el esfuerzo, noto la garganta muy irritada y la nariz bastante tapada.

Cuando iniciamos los kilómetros de subida mi cuerpo dice basta y empiezo a ir bastante más lento.
Hasta que no llegamos de nuevo a la parte alta del circuito, con unos últimos metros más llanos, no consigo remontar un poco y subir el ritmo.
El último kilómetro consigo sacarlo por debajo de 5m/km. y, contra todo pronóstico, consigo dejar el tiempo final por debajo de 50 minutos (no hubiera apostado ni por 53 minutos a primera hora de la mañana), consiguiendo 49 minutos "pelaos" en el crono final. Contento, ya que no me lo esperaba.

Como habían dado la bolsa del corredor y la camiseta al recoger el dorsal y no somos más de 260 corredores, no hay aglomeraciones en la meta y podemos beber y comer algo tranquilamente.
El resto de SkyRunners ha hecho un carrerón, y Rafa, después de que la organización arreglara un fallo en la clasificación, consiguió el primer trofeo para el Club, así que, en resumen, gran día para todos.
Por mi parte, a media tabla como siempre, tanto en la gral. como en la de mi categoría. Bien!
Destacar también el 7º puesto de su categoría para mi hermana, que ha mejorado muchísimo también.



Estábamos invitados a paella después de la carrera, cortesía de la organización, pero el resfriado hacía que sólo pensara en ducha caliente y mantas, así que me retiré pronto a casa.

Ahora, prácticamente recuperado, sólo pienso en hacer una buena carrera este domingo en el Marca Running Series de Alicante.
Creo que si medio enfermo saqué 49 minutos este fin de semana, puedo hacer una gran carrera el domingo.
Os lo cuento en la próxima crónica.
Saludos.